18 oct. 2012


Yo era un objeto 
esperando a ser ceniza, 
un día decidí 
hacerle caso a la brisa 
e irme resbalando detrás de tu camisa,
no me convenció nadie 
¡me convenció tu sonrisa!