8 jun. 2012

¿Para qué continuar si falta corazón?
Maldito el momento en que te hice mío
Si dices a Dios que si te amo todavía
Malditas las ganas de volver a verte si ya te he perdido
Maldita suerte de quererte aunque se caiga el mundo
Vivir para ti, morir cada segundo
Maldita la hora en que nos prometimos alcanzar el cielo y el cielo se desplomo
Son muchas las vueltas que nos dio el camino
Desesperada me ves como me golpeó el destino y me hizo vacia
Solo que queda de nuestra alegría una botella en el mar
Un ruido de melancolía
Y yo que no sabía que tú eras tanto y eras todo en mi infinito para mí