27 mar. 2012

No hay olvido cuando existe la amistad y el respeto, el recuerdo de momentos entrañables de alegrías y secretos. Nos volveremos a ver, porque siempre hay un regreso, por eso contá con eso

¡pongo mi mano en el fuego por vos!