13 jun. 2011

Y el que ría en la barra de un bar y el que muera en el fondo del mar, se encontrarán caminando por el mismo camino. Mientras tanto volvemos a hablar y la noche ahí está,
y yo se que mañana nos puede tocar estar junto o escapar
por el mundo…
es mejor esperarte.