27 jun. 2011

Aún ni siquiera te tengo y ya tengo miedo de perderte, qué rápido se me ha clavado, qué dentro todo este dolor.
Es poco lo que te conozco y ya pongo todo el juego a tu favor no tengo miedo de apostarte, perderte sí me da pavor.
No me queda más refugio, que la fantasía.